El peligro de Venezuela para EEUU (Act.)

Pedro Roig, Esq., investigador superior del Institute for Cuban and Cuban-American Studies (Instituto para los Estudios Cubanos y Cubano-Estadounidenses) de la Universidad de Miami, apunta a otros factores.

“Existe una cuestión enormemente peligrosa”, dijo. “Hace unos meses, la prensa internacional –y nosotros, por las investigaciones que hacemos, estábamos al tanto– señaló que el gobierno de Canadá se vio en la necesidad de parar totalmente el flujo de personas que entraban con pasaporte venezolano. Pero no eran venezolanos: eran iraníes, sirios, libaneses; todos de alas violentas del terrorismo musulmán. Digo esto con mucha consideración por una religión que tiene mucha gente buena y un libro sagrado muy respetable, pero existe una violencia indiscriminada que vemos todos los días, como la del Estado Islámico, con sus métodos brutales.”

La utilización de Sudamérica por terroristas islámicos no es nueva. Es necesario recordar la existencia de la llamada Triple Frontera entre Brasil, Argentina y Uruguay como ejemplo de utilización por estos mafiosos religiosos de zonas poco accesibles, tanto para esconderse como para moverse entre ellos sin necesidad de someterse a los controles requeridos a cualquier otro ciudadano. De esto se sabía ya en 2002. En esa zona se investigaba ya a terroristas de Bin Laden en 1999. Asimismo se investigaron allí a personas con vínculos con el atentado a la AMIA en Argentina, el mismo que investigaba Nisman cuando murió en circunstancias más que sospechosas. Recordemos que Nisman investigaba a Irán (financiador de Hizbullah) como instigador del asesinato.

Incluso grupos islámicos de Chile han financiado a estos grupos que se localizan en ese área geográfica. Uno de los más importantes es precisamente Hizbullah, que (mira tú qué casualidad) usa tanto Cuba como Venezuela para emitir pasaportes para sus miembros y sobre todo enviar dinero de forma que no sean detectados ni unos ni otros.

Con independencia de otras cuestiones no menores, como la propia megalomanía de Maduro, sus posibles problemas mentales (ya vemos, hasta presume de hablar con pajaritos, aunque no aclara qué sustancias ha ingerido antes) y su estulticia, puede que la mencionada vsea una de las causas más importantes y nada descabellada. Sin embargo, no fue Maduro quién inició esa “tendencia” sino que, como en todo, fue Chávez.
Act.  De hoy mismo:

Libaneses, donde Hizbullah tiene más predicamento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s